El estrés de fin de año también afecta a los chicos